A Manuel Hernández Iglesias

No pensaba contestar al muy poco acertado comentario con el que replicaste en tu blog al post de Sake, del pasado 25/09/09:

    Sake Dice:
    Septiembre 25, 2009 a las 3:11 pm | Responder


    Que digo yo, que sectario no se puede confundir con uno que opine distinto y dentro del mismo grupo quiera manifestar su posición, sin salir de ése grupo. Quizás no sé suficiente gramática, pero cara al congreso de UPyD creo sinceramente que todas las posiciones quedaran representadas. En mi humilde opinión el olvidar determinados expedientes disciplinarios redundaria en el beneficio de UPyD que saldria más fuerte y vigorosa, para beneficio de todos los ciudadanos. Un afectuoso saludo a todos.



    Manolo Dice:
    Septiembre 26, 2009 a las 5:19 pm | Responder

    Estimado Sake, no dudo de la buena intención de tu propuesta. Pero tiene un serio problema. Los expedientados lo han sido por diversos cargos previstos en los Estatutos y reglamentos del partido, y entre ellos no figura, afortunadamente, opinar distinto de nadie. Sí figuran otras cosas como el abusar del poder, acosar a afiliados, usar datos para fines distintos de los autorizados por los afiliados, falsificar documentos, calumniar, injuriar, hacer propaganda contra UPyD en las elecciones, uso de medios del partido al servicio de negocios particulares, atacar al partido y a algunos de sus miembros en colaboraciones en publicaciones ultraderechistas, violaciones de la confidencialidad de la correspondencia, publicación de páginas web propias disfrazándolas de páginas oficiales de UPyD y cosas así.
    A lo mejor levantar los expedientes a algunos les parecería una acción muy generosa, pero desde luego a las víctimas de los abusos, insultos, calumnias, amenazas, acosos, falsificaciones, violaciones de la correspondencia, divulgación no autorizada de datos personales, suplantaciones, etc.
    no les haría la menor gracia. Si hay algo que podría criticarse al CD es más bien lo contrario: haber tardado demasiado en darles el amparo al que tenían derecho.
    No podemos defender continuamente el cumplimiento de las leyes y suspender la aplicación de nuestras leyes internas. Salvando las enormes distancias entre un caso y otro, sucede como con los presos de ETA. Atender las peticiones de las asociaciones que los apoyan puede parecer muy humanitario, pero sólo a base de ignorar a las víctimas.
No deseaba hacerlo, a pesar de que, como todos pueden leer, es un auténtico ejemplo de la insidia del cobarde. La verdad, poco digna de todo un catedrático de nuestra Universidad, que parece debe transmitir a nuestros jóvenes conocimientos filosóficos, espero que la ética no esté entre ellos. Sí es digna, porque era su forma de actuar, de aquellas porteras, y también porteros, que en la posguerra franquista, mantenían en un doméstico imperio del terror a la mayoría de los vecinos de su portal bajo la continua amenaza de la delación o la simple insinuación ante la politico-social. De ello dependía en gran parte la tranquilidad y el futuro de las familias afectadas.

Pues bien, ante la ingenua propuesta de Sake (ingenua por hacértela a ti) de, en base a unos hechos objetivos descritos por él, proponer un sobreseimiento de los expedientes en aras al futuro de nuestro proyecto, a ti Manuel, sólo se te ocurre negar la verdad –"se expedienta la discrepancia"–, y tras afirmar que discrepar de la opinión de la dirección no está contemplado como motivo de expediente –¡una verdad!–, también dices "Sí figuran" esto es, que están expresamente identificadas –no interpretativamente, sino explícitamente– como merecedoras de expediente una serie de acciones, cito textualmente: "como abusar del poder, acosar a afiliados, usar datos para fines distintos de los autorizados por los afiliados, falsificar documentos, calumniar, injuriar, hacer propaganda contra UPyD en las elecciones, uso de medios del partido al servicio de negocios particulares, atacar al partido y a algunos de sus miembros en colaboraciones en publicaciones ultraderechistas, violaciones de la confidencialidad de la correspondencia, publicación de páginas web propias disfrazándolas de páginas oficiales de UPyD y cosas así."


Ante tales afirmaciones e insinuaciones, finalmente, y a la vista de lo sucedido en las elecciones para delegados al Congreso que han tenido lugar en tu feudo, palabra muy apropiada para describir la forma en la que has ejercido tu coordinación, a la que posteriormente me referiré, unas precisiones:


  • Como hombre ilustrado y, se supone, docto en letras, espero no tenerte que explicar la zafia asociación de ideas que pretendes en quien lea tu farsa, diciendo primero por qué razón, según tú, no se nos abre expediente, para a continuación citar otras por las que sí, otra vez según tú (ver el siguiente punto), se puede abrir dicho expediente, dando a entender que esa son las perversiones que cometimos los expedientados. La escuela de las porteras franquistas, insinuar, dejar caer, sin afirmar, pero colocando la mentira en la cabeza de los que escuchan.
  • Para no pensar que todo es fruto de un manipulador mentiroso o de una mente calenturienta, te agradeceré que arrojes un punto de luz sobre mi ignorancia, y la de otros muchos, mostrándonos en qué parte de los Estatutos actuales figuran, expresamente citadas, como afirmas –salvo el de usar medios del partido al servicio de negocios particulares–, todas y cada unas de esas perversas acciones. Ya que el expediente es por falta muy grave, supongo que tú, desde el puesto de privilegio en el CD conocerás mejor que el resto, el contenido de esos Estatutos que tantas veces os habéis consagrado con gran ardor, a aplicar en las aperturas de expedientes. Si puedes, te agradeceríamos que nos facilitaras artículo, epígrafe y página donde aparezcan citadas.
  • Hasta aquí, crees salvar el tipo porque no afirmas rotundamente –en eso eres algo más sibilino y calculador que el otro insultador oficial del partido–, solo colocas la semilla de la maledicencia en la mente de los lectores para que los fantasmas de cada uno, completen el proceso. Pero eres menos inteligente de lo que piensas y no rematas con tanta limpieza tu comentario pues, al final, sí eres rotundo y para agravar las "supuestas" tropelías que nos imputas, introduces a unas iexistentes "supuestas" víctimas –que no estarían de acuerdo con la anulación de los expedientes– para que al ponerse el lector de su "supuesta" parte, igualmente se ponga contra nosotros, los "herejes".
  • Y ahora, vamos a lo personal, porque, como sabes, soy uno de los expedientados y me siento arbitrariamente, y sin pruebas, acusado de una sarta de mentiras por ti. No sé si me equivoco mucho o poco, si espero que seas una persona honorable, y que ya que te permites afirmar públicamente y de forma genérica una serie de presuntos motivos para los expedientes que nos han sido abiertos, espero que hagas honor a la hombría de bien que te supongo y públicamente cites cuál, o cuáles, de ellos me imputas a mí. Para ello te libero expresa y públicamente del secreto del procedimiento, secreto que, por otra parte, en el CD –no olvides, órgano colegiado–, os habéis pasado por el forro de las musas.
Ya sabes, quedo a la espera de que públicamente respaldes tus afirmaciones, o pidas disculpas. De lo contrario tendré que pensar que me equivoqué mucho al suponerte honesto.

Respecto a las votaciones para delegado, he oído mucho de tu jactancia sobre la balsa de aceite que, afirmabas, era la territorial de Murcia; supe de las arbitrarias destituciones que realizabas sobre compañeros que habían trabajado duro por nuestras ideas, algunas persecuciones sobre otros hasta aburrirlos u obligarles a tirar la toalla. Pero si crees que todo os está permitido, que nunca tendríais que rendir cuentas, te acaban de demostrar –y con ello no te llamo cerdo– que cada cerdo tiene su San Martín.


Los compañeros murcianos han demostrado que Murcia es un Reino y no la taifa que pensabas haber construido a tu imagen y semejanza. !Ay, Manuel! no contabas con la sabiduría y la paciencia huertana, no te has preocupado de conocer a la gente de tu tierra de adopción: "... murcianos de dinamita
frutalmente propagada ..."

Y no creas, no pienses que hemos estado los tóxicos y malignos críticos de afuera, pervirtiendo con visitas y mensajes a los que ha osado no respaldar vuestra candidatura. Te voy a decir algo que es una gran verdad, antes de las votaciones sólo he tenido charla con uno de los nueve de la candidatura vencedora, y porque ya llevávamos tiempo con una relación amistosa. Al resto no he tenido el gusto de tratarlos, así que los herejes no hemos contribuido a la revuelta tranquila que habéis tenido en Murcia, no nos puedes usar como excusa. Creo que el mérito de esa victoria de la crítica reposada es sólo tuyo. Con tu conducta, con tu forma de silenciar a unos y desmoralizar a otros, tú solito lo has conseguido. Bueno alguna ayuda habrán aportado desde Madrid y por la zona.


Pero no te desmoralices, tu homónimo Hernádez (Angel), encargado de desactivar cualquier actividad del partido en Cataluña ha conseguido resultados aún peores en Barcelona, los críticos allí han vencido por 11 de 12, con posiblidad de 12 de 12. Dentro del informe de gestión del CD en el Congreso, espero que alguien –y te vuelvo a recordar que el CD es un órgano colegiado– explique y asuma la responsabilidad del desaguisado del partido en Cataluña.


¿Sabes? Aquello de que
"puedes engañar a algunos todo el tiempo; puedes engañar a todo el mundo algún tiempo, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo".

Pero no pienses que tus paisanos, por moderados y silenciosos, son menos críticos. Son posiblemente más sabios, prudentes y eficaces que nosotros. Hemos actuado de forma muy diversa porque somos distintos y, en algunas cosas no importantes, pensamos diferente pero, por encima de todo, entérate
Manuel, no es el castigo, el autoritarismo o la coacción
LO QUE NOS UNE. No, son las ideas importantes, es el Manifiesto es el proyecto y nadie puede reclamarse como dueño exclusivo de él, al estilo del Rey Sol: "El proyecto soy YO".


Vaya para todos los críticos mi más sincera felicitación.

NOTA: No es mi estilo ofender a nadie, salvo en muy contadas ocasiones y personas, aunque previamente me pueda sentir ofendido porque se me impute la realización. Prefiero la ironía. Por lo que ante posibles interpretaciones incorrectas, deseo dejar claro que la frase "es un auténtico ejemplo de la insidia del cobarde", califica una actitud, que no a una persona. Como cuando decimos que tal o cual acción es digna de fascistas no estamos llamando fascista a esa persona, sino que en ese preciso caso ha actuado como tal. Por tanto, afirmo que a la espera de comprobar si tiene la gallardía, o no, de contestar a las aclaraciones que sobre las imputaciones vertidas en su blog, le solicito, no tengo razón alguna para pensar que Manuel Hernández sea un cobarde o un deshonesto y así deseo manifestarlo.

13 comentarios:

plazamoyua | 4 de octubre de 2009, 18:15

Juan, explica para que me entere. Esta respuesta, ¿la has puesto solo aquí, o la pusiste también en su sitio, y la borró? (Mi única experiencia con el interfecto es que puse el artículo de Ibarrola, coordinador de Navarra, y no lo dejó pasar.

Juan Espino | 4 de octubre de 2009, 19:16

Está escrito directamente aquí, también como homenaje a la candidatura crítica que ha vencido.

La realidad es que salvo una de esas personas no sé si serán de los Babias, o de los herejes expedientados, o de ninguno de los dos, o de los dos a la vez,o son herejes huertanos a secas. Lo que sí sé es que son críticos y ahí es la tolerancia la que nos une en la transversalidad. Es lo que no han entendido los monolíticos, para ser transversal hay que ser flexible, tolerante y dialogante, frente al expediente o la destitución como respuesta única, digna de un encefalograma plano.

Miguel Bañós | 5 de octubre de 2009, 0:09

Juan, qué razón tienes cuando afirmas de D. Manuel: “ SOLO COLOCAS LA SEMILLA DE LA MALEDICENCIA EN LA MENTE DE LOS LECTORES, PARA QUE LOS FANTASMAS DE CADA UNO COMPLETEN EL PROCESO ”. Qué bien defines la forma de actuar del personaje.

Le reprochas: “ no te has preocupado por conocer a la gente”. Pero no es la gente lo que le preocupa a D. Manuel, sino el poder, solo el poder y todo el poder.

Le afirmas: “ con tu conducta, con tu forma de silenciar a unos y desmoralizar a otros, tú solito lo has conseguido “. Efectivamente, el mejor aliado que ha tenido la candidatura vencedora ha sido la conducta de D. Manuel.

Juan, como bien afirmas: “ no contaba con la sabiduría y la paciencia huertana “

Muchas gracias. Quedas nombrado huertano.

Miguel Baños.

carla | 5 de octubre de 2009, 13:46

y huertano de honor. Lola

CIUDADANOS POR LA LIBERTAD | 6 de octubre de 2009, 12:57

20091006 – Vaya mi más sincera felicitación a los compañeros de toda España que han sido elegidos hasta la fecha ( y aprovecho para hacerlo extensivo a los próximos que salgan elegidos ) como delegados al I Congreso de UPyD, tanto si se consideran críticos, oficialistas o independientes; y mi agradecimiento a todos los compañeros de Murcia que han confiado en nosotros votándonos para delegados.

Como todos sabemos, el dia 3 de octubre nos reunimos en asamblea (que bella palabra, no se por qué me suena a democracia ) en la ciudad de Murcia, con el fin de elegir democráticamente a los afiliados postulados a delegados para participar en el I Congreso de UPyD.

Debo confesar que los días previos al 3 de octubre, reinaba entre la mayoría de afiliados al Partido en Murcia, una cierta tensión emocional. Supongo que debido en parte a la expectación por los resultados que saldrían en forma de delegados de esta asamblea, y en parte por si el desarrollo de la misma discurriría o no por los derroteros lógicos que se espera discurra este tipo de eventos, y que como todos sabemos, deben ser más de carácter festivo y de fraternidad ciudadana, que como un acto de confrontación a cara de perro entre las diferentes tendencias o corrientes internas de un partido político.

Por suerte para todos, y orgullo de toda la militancia de UpyD-Murcia, considero que todos los asistentes al acto asambleario dimos una lección de civismo y saber estar al resto de la ciudadanía.

Desde mi punto de vista, los únicos que no han sabido ser y estar en su rol institucional durante la preparación y el desarrollo de este proceso electoral, han sido los responsables de la actual Coordinadora Territorial por su absoluta falta de ecuanimidad en el trato dispensado a unos y otros candidatos y/o agrupaciones electorales, pues estoy convencido, que si nuestra agrupación electoral hubiera contado con el apoyo e información que se le ha prestado a la agrupación mayoritariamente derrotada por parte del Aparato Territorial, nuestro resultado electoral hubiera sido mucho más abultado.

Es una lastima, que con el potencial humano que ha demostrado tener la militancia de Murcia, no dispongamos al frente de la Coordinadora Territorial de unos gestores mínimamente cualificados, capaces de gestionar y aprovechar para bien del Partido y toda la sociedad murciana la capacidad profesional y talla humana de todas estas personas, y que sin embargo estén siendo relegadas de la actividad política, y menospreciadas por estos mequetrefes metidos a políticos que nos dirigen.

Ruben Del Baño | 6 de octubre de 2009, 15:05

Sigamos con esa sabiduría y paciencia huertana...

Juan | 7 de octubre de 2009, 9:22

Para ciudadanos por la libertad:
Tu penúltimo párrafo del 6 de octubre es mentira y, además, una enorme vileza.
El insulto del último párrafo, ten el valor de decírmelo a la cara y sin esconderte tras un pseudónimo. ¿Es la cobardía y el insulto una virtud huertana?
Por favor, poned orden en el blog: no escribáis lo primero que se os ocurre y evitad las descalificaciones personales y las difamaciones.
Firmado: Juan García Hevia

Juan Espino | 7 de octubre de 2009, 10:43

Juan, describir una situación, un hecho, no pude ser insultar (que en el DRAE remite a ofender). La descripción podrá ser acertada o errónea, pero no necesariamente un insulto, pues como has tenido oortunidad de hacerlo, se te permite rectificar desde las mismas líneas, la versión dada por otra. Oportunidad que no tenemos los discrepantes en la web del partido o en los blogs de significados personajes de éste.

¿Se te ha llamado delincuente, desleal y otras muchas lindezas desde este blog?

Así que no nos vengas a hablar de insultos, cuando nosotros estamos siendo insultados continuamente desde los púlpitos de los torquemadas oficiales.

En cualquier caso, mis disculpas si te sientes ofendido por lo dicho.

Juan | 7 de octubre de 2009, 21:14

Juan Espino: A mi no me hables de nosotros ni de vosotros ni de lo que otros te han llamado a ti, que no es asunto mío, pues yo nunca he hablado contigo en ningún foro real o virtual.
Yo solo sé que en el blog se me llama mequetrefe y si eso no es un insulto, ¿qué lo es?
Insisto en mis peticiones: 1) controlad el blog y eliminad las descalificaciones personales y 2) por favor, el que me llama mequetrefe que me lo diga a la cara y que no se esconda.
Firmado: Juan García Hevia.

CIUDADANOS POR LA LIBERTAD | 7 de octubre de 2009, 21:24

20091007 – En primer lugar deseo dejar claro a Juan García Hevia, que no me duelen prendas a la hora de aclarar cualquier equívoco que pueda haber causado las palabras u opiniones de mi anterior escrito.

En segundo lugar, que todo lo que digo en el penúltimo y último párrafo de mi mensaje es la pura verdad y lo que racionalmente deduzco de los hechos acontecidos hasta la fecha.

En tercer lugar, que después de haber repasado muchas veces el valor semántico de todas y cada una de las palabras que he utilizado en mi mensaje, no tengo la sensación de haber insultado a nadie

Juan, si tú has detectado en el texto anterior, cualquier palabra que por su valor semántico pueda entenderse inequívocamente que se utiliza en lengua española para denigrar a las personas o pueda servir para ofender el amor propio de una persona sencilla y carente de ínfulas de nobleza, te ruego me lo hagas saber y tendré a bien de desterrarla definitivamente de mi vocabulario.

Pero por si aún quedan dudas, y para terminar de una vez por todas con la demagogia y el victimismo de algunos, deseo dejar claro que minusvalorar a una persona no es sinónimo de insulto. Todos sabemos, que en nuestro mundo todo es relativo, y la persona que para el resto de mis conciudadanos puede estar reconocida como un genio de la organización y la política, para mi puede ser un simple negado. Y como cualquiera con dos dedos de frente comprenderá, el que yo no reconozca públicamente unas pretendidas cualidades a cualquier persona, ello no puede catalogarse nunca como insulto.

De todas formas, si alguien ha podido sentirse ofendido por haber malinterpretado el valor semántico de mis palabras o entender que el uso de algún vocablo de mi escrito, ha sido utilizado con la intención de insultar a cualquier persona a que haga referencia, pido disculpas.

Juan | 7 de octubre de 2009, 21:35

Juan Espino: acepto las disculpas.
(pero piensa que la descripción de un hecho sí que puede ser un insulto, como por ejemplo llamar fatuo a alguien que lo sea si ello le ofende).
Firmado: Juan García Hevia

Juan Espino | 8 de octubre de 2009, 0:42

Juan:

Primero, ahora eres tú el que yerra, las disculpas que tienes que aceptar, son las de CIUDADANOS POR LA LIBERTAD ya que en mis palabras no hay ofensa alguna y sí un gesto de cortesía al que respondes con bastante ausencia de ella.

Segundo, "pero piensa que la descripción de un hecho sí que puede ser un insulto, como por ejemplo llamar fatuo a alguien que lo sea si ello le ofende". En ese caso, el fatuo, además de serlo, padece de estulticia al no asumir su defecto, y libre será de ofenderse por tanto, pero no puede reclamar satisfacción por lo que no es una ofensa, sino constatar una realidad, que es un fatuo. La verdad, sólo ofende al mentiroso.

Juan | 8 de octubre de 2009, 15:32

Conclusión por mi parte: los insultos en tu blog están permitidos siempre que sean descripciones de la realidad y si no lo son no deben ofender, salvo que uno sea un mentiroso. En definitiva, yo te puedo soltar toda la retahíla de insultos del diccionario que no hay problema, o son descripciones verdaderas de la persona (por las que, si uno se ofende, es que es un mentiroso) o son falsedades, en cuyo lugar tampoco ofenden pues son mentira.
¡Edificante apología del insulto!
Con este mensaje me despido de tu "insultante" blog: ya no contestaré a tu repuesta, que seguro la habrá, pues te gusta decir la última palabra.
Firmado: Juan García Hevia