1 coment.

Cuando el sabio señala la Luna, el necio mira al dedo.


Creo que con la presentación de las Propuestas Fiscales de Ciudadanos, la respuesta del resto de partidos ha sido la de quedarse mirando al dedo. 

 
¿Son necios el resto de partidos?  Bastante más de lo que ellos piensan, aunque no todos los sean.

La reacción con más bilis, era esperable, es la de la supuestamente regeneradora, Rosa Díez. Se la tiene guardada y con una sed de clavársela hasta la bola, que afortunadamente se quedará sin cumplir, porque ya no depende de ella. 

L
a reacción de los otros partidos, bien coherente con el nivel intelectual de nuestros políticos, es la de leña al mono hasta que escampe, tratando de aminorar el imparable ascenso, que pese a otros errores –algunos importantes, como algunas de sus primarias, que pareceb ser "tan libres y tan limpias" como las de UPyD, sobre todo en Asturias–, pone al alcance de la mano de Ciudadanos, incluso la posibilidad de formar Gobierno.

Lo dicho, el nivel de putrefacción y corrupción de los partidos antiguos, y el "No siento las piernas" de los Podemitas –al fin y al cabo, por mucho que lo disimulen, sus raices son tan rancias como las del que más, pero enmohecidas por la sed de venganza– hace que pierdan el sentido de la realidad y se niegan a compreder que no se necesitan salvadores de la Patria, sino que nos dejen salvarnos a nosotros mismos, dejando el dinero donde siempre será más productivo para todos, en nuestros bolsillos. Cierto que la propuesta no es la redefinitiva, pero va en el buen camino.

La ciudadanía tiene bastante libres las manos a la hora de informarse. Ya no es como antes, incluso a pesar de que bastantes medios impresos, televisivos y digitales, entre en el grupo de los necios que miran al dedo. ¡Ya sé que el titular debe ser corto! Pero tiene que decir la verdad. Según estos medios, la mayoría de ellos, el titular se habría quedado en: "Cuando Garicano habla, sube el pan".

Pues sí, todos, o casi todos, han mirado al dedo. "Suben un 3% el iva del pan la leche y los el resto de productos que antes estaban a 4%". Eso sí, se olvidan de que:

  • Se bajan al 7% los que antes estaban al 10%, y al 18% los que antes estaban al 21%
  • Tampoco hacen incapié en que se eliminarán deducciones y la reducción de los rendimientos por trabajo. Mientras se crea un complemento salarial anual para las rentas más bajas. dejando en tres los tramos de la Renta: 18% para rentas más bajas de 22.500 euros, del 28% para rentas hasta 75.000 y del 42% para rentas a partir de ese umbral. A las más bajas, se les descontaría el dinero que se les asignaría por medio del llamado complemento salarial si trabajan y cobran menos del salario mínimo.
  • Respecto a las sociedades, si bien se eliminar la práctica totalidad de los beneficios fiscales por este impuesto y se refuerzan los límites de deducibilidad de los intereses, se  baja de 30%, al Tipo Único del 20%, para ellas.
  • Se sustituye el Impuesto de Matriculación por un Impuesto Ambiental.
  • Se modificará e igualará en toda España, el Impuesto de Sucesiones independientemente de la comunidad autónoma en la que se resida, del que se dejaría exentos a las herencias de menos de un millón de euros y la vivienda habitual, reduciendo la capacidad delas CCAA, para modularlos.
  • Se reducirá el tamaño elefantiásico de la Administración; se eliminarían las Diputaciones Provinciales y se fusionarían los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, dentro de una reforma administrativa que se detallará más adelante, posiblemente incluyendo la eliminación de las innecesarias sociedades instrumentales, creadas por las CCAA para evadir el control de sus gastos.
  • Se simplificaría la contabilidad de las Pymes para mejorar el control; se combatirá la evasión fiscal haciendo que las sociedades imputen a sus propietarios y pasar el control de las Sicav de la CNMV a la Inspección de Hacienda. Potenciación de la Agencia Tributaria y agravamiento del delito fiscal.
    Fuentes: Expansión y La Información.com.
Pues qué quieren que les diga, me parece un buen proyecto, quizás mejorable, pero me parece justo, factible y beneficioso para España y los españoles, por lo que tengo que decir claramente que lo apoyaré, conservando mi espíritu libre y crítico, dándole a C's la caña que tenga que darle, en otras decisiones suyas que, en conciencia, estime aberrantes, como la imposición a las bases del nefasto Nacho Prendes.


Pero ahora soy yo el que os pregunta a vosotros y a los del dedo, cuando dejen de mirarlo, si pueden:

¿Quién da más, Señores?











Read more »
2 coment.

A propósito de Asturias. Carta abierta a Albert Rivera


 
De un ciudadano responsable al responsable de Ciudadanos.

(Este post lo había terminado antes de ayer. Y lo colgué ayer. 
Hablando con un compañero ex-UPyD me pidió, tras hablar con sus compañeros regionales,
y alguno de estos con Barcelona, esperara a ser llamado Barcelona, para aclarar el asunto.
Razón por la que lo retiré porque consideré la oportunidad de retirarlo
definitivamente o volverlo a colgar.
No he recibido llamada alguna. Así que he decidido colgarlo ahora.)




Me permito, y creo muy oportuna la ocasión, recordarte a modo de aquellos siervos de Generales Romanos que, tras una triunfal campaña, en su apoteósica entrada en Roma caminaba tras él, susurrándole "memento mori" –recuerda que morirás–, para retrotraerle al mundo de los vivos y recordarle la fugacidad de la vida. ¿Hoy se podría decir: No caigas en los mismos errores que Rosa? Tal vez.

Quien esto te escribe, estuvo en Ciudadanos, poco tiempo eso sí, hasta el 2º Congreso, cuando vi que por aquel entonces renunciabais al resto de España, sin reconocerlo. Pero bastó oír a Francesc de Carreras en los entreactos para saber que os acomodasteis a reduciros a Cataluña, al menos por un tiempo. No fue esa la única razón de mi abandono, mucho tuvo que ver –más que el inesperado giro a la izquierda– el claro abandono del concepto transversal bajo el que se fundó Ciudadanos, entonces sí Ciutadans, al definiros como partido de centro-izquierda.


Posteriormente se funda UPyD, con un mensaje muy similar al vuestro, ya entonces lo era, pero con una clara implantación Nacional, no local. Desde la época de Basta Ya, estaba en contacto con Rosa Díez, Carlos Martínez Gorriarán, y Juan Luis Fabo por lo que colaboré activamente en la conformación y organización de UPyD. Rosa y muchos como yo, nos multiplicamos transmitiendo el contenido de un ilusionante Manifiesto Fundacional a la sociedad, consiguiendo colocar a Rosa en el Congreso. Todo lo demás es Historia. 

Sí deseo remarcar que tras conseguir el puesto de diputada para Rosa, UPyD cambió. Mejor dicho cambiaron sus tres dirigentes, sumos y únicos. Se purgó el Consejo Político y comenzaron los silenciosos expedientes de expulsión. Tomando conciencia muy lentamente la afiliación, por la ausencia de noticias al respecto, de la estafa política en que se había convertido UPyD.

Carlos Martínez Gorriarán, asistido por Juan Luís Fabo, asumió la labor de purgador mayor del reino, organizándose las estructuras regionales al más rancio estilo estalinista. El coordinador autonómico o territorial, en realidad era el comisario político autonómico. Con la expansión aparecieron los coordinadores provinciales, a su vez los comisarios políticos provinciales.

Todos ellos tenían que reportar con el mayor sigilo*, a sus superiores hasta llegar al propio Gorriarán, los nombres de los afiliados que parecían tener el atrevimiento del libre albedrío. Aquellos que no denunciaran "lo esperable" eran destituidos "por falta de confianza" o directamente expedientados. Respecto a los afiliados "señalados" se les estrechaba el cerco a su alrededor, colocándole una especie de comisario delegado que le seguiría e informaría de todas sus actividades antisistema, al de UPyD me refiero.  

(*) Sigilo, porque se trataba de anular cualquier conocimiento de las purgas y cualquier comunicación interna entre afiliados que no fuera filtrada, o anulada, por la Dirección. Cualquier referencia a informaciones externas en medios, foros o blog que denunciaban las silenciosas purgas realizadas eran rechazadas por la Dirección advirtiendo que esos puntos de información, eran "lugares tóxicos", con la amenaza que, a buen entendedor, significaba ¿visitando páginas tóxicas?




Pero volviendo a la oportunidad de decirte "memento mori" que traducido a la situación actual de Ciudadanos equivale a decirte "No caigas en los mismos errores que Rosa", te prevengo sobre muy determinadas incorporaciones de señalados cargos de UPyD que, en su caso, es aceptar en Ciudadanos las formas y los modos estalinistas de la Formción Magenta. Además por quienes fueron parte muy activa de los mismos. Seguro que habrá infinidad de incorporaciones de cargos y simples afiliados tan engañados como nosotros, y seguro que otros exUPyD tendrán algún nombre para advertiros sobre ellos. Pero muy pocos reunirán tanta coincidencia en el rechazo como el siniestro personaje al que me referiré.

No te equivoques si piensas que todo esto es un ajuste de cuentas con dicho personaje. Nada más lejano de la realidad. Muchos de mis actuales amigos, cargaron contra mí y el resto, cuando sufrimos el Expediente de los 14. Eso ocurrió porque únicamente tenían la información de la Dirección. Pero poco a poco, contrastaron y se dieron cuenta de lo que realmente ocurría en UPyD, entre otras causas a través del blog que creamos, Esta-no-es-la-web-de-UPyD. Sólo de aquellos que se acercaron taimadamente para sonsacarme, lo que por otra parte ya le había dicho a la cara al propio Gorriarán, mantengo ese criterio de comportamiento de sicarios, son muy pocos, básicamente la Guardia Pretoriana, y no los cito aquí porque creo que no están en Ciudadanos, esperando ocupar puesto en sus listas.

Tampoco, a pesar de mi salida de Ciudadanos, tuve ningún problema en colaborar con vosotros en las pasadas Elecciones Autonómicas y al Ayuntamiento de Madrid. Puedes informarte, si queda aún algún afiliado de aquella época, en la que mostrasteis vuestro desinterés, enviando la cartelería electoral en Catalán. Todo un acierto.

Ahora sé que no es así, creo que estáis realmente interesados en vuestra implantación Nacional, y estoy, estamos muchos exUpyD, dispuestos no sólo a votaros, sino a apoyaros, y muchos, recelosos de la experiencia anterior con UPyD, a la expectativa de dar el siguiente paso y afiliarse.

Pero queda un asunto muy importante para mí, y creo que para muchos más. Me refiero a la propuesta de Ignacio Prendes Prendes –el personaje al que me iba a referir– como cabeza de lista de Ciudadanos en Asturias


  • Si colocáis en vuestras listas a personajes como éste, que no tuvo el menor reparo en actuar como un sicario ¿en que se diferenciará Ciudadanos de UPyD respecto a democracia interna y trato a sus afiliados?
  • Si como parece aún estando en UPyD, ha utilizado a su secretaria personal para inscribir a Ciudadanos en las listas autonómicas para Asturias ¿Es esa la transparente forma de actuar esperable de Ciudadanos?
  • Teniendo en cuenta su decisiva apuesta por el PSOE, en Asturias –¿a cambio de qué?– cabe preguntar: ¿está ya decidido su nuevo apoyo al PSOE, o al PP, de ser necesario y a cambio de qué?
  • Este personaje se destacó en el 1º Congreso de UPyD por sus continuas mofas, insulto, menosprecios y acusaciones a la candidatura alternativa y a personas ya fuera del partido, como Mikel Buesa, por el mero hecho de discrepar o tener el atrevimiento de presentarse contra la candidatura de Rosa ¿Es ese el estilo de comportamiento que Ciudadanos impondrá en adelante, con respecto a sus afiliados?
  • Estoy seguro de que si habéis elegido a este personaje, tendréis suficiente apoyo estatutario para hacerlo, lo que demuestra que tenéis los mismo recursos que usó UPyD para conformar a su antojo listas internas y externas. Pero pensad que no todo vale en democracia, eso es la vieja y putrefacta escuela. No se puede convertir la excepción en normalidad y regla.
Confío en vuestro sentido común y espero que reaccionéis, como se hizo en Murcia, rechazando ciertas afiliaciones, rectificando después. En este caso es justo lo contrario lo que os pido que consideréis.

Desde luego para mí que este individuo
encabece vuestra lista, es una línea roja que me dejará claro el estilo de Ciudadanos y de la opinión que os merece el buen criterio contrastable de personas que siempre han luchado, luchan y lucharán por cambiar de una puñetera vez esta indigna forma de hacer política, lejos del odio y el ajuste de cuentas, aunque sí de petición de responsabilidades. Razón por lo que se me haría imposible votar cualquiera de vuestras lista, en adelante.

También, con el "memento mori" quiero recordarte otra vez, que no caigas en los mismos errores que Rosa, pensado que "sólo éramos 5 o 6 gatos lunáticos", porque somos más, muchos más



.
Read more »
0 coment.

Si no la conociera, hasta me daría mucha pena.




Esta mañana en Onda Cero he oído la entrevista de Carlos Alsina a Rosa –"la Fantástica"– Díez. ¡Qué mal pagada ha sido! ¡Cuánta traición y abandono! Pobrecita mujer.

El problema es que la conozco, la conocemos, muy bien y le ha pasado lo que le tenía que pasar. Junto con sus inseparables, Carlos Martínez Gorriarán y Juan Luis Fabo, tanto montan, motan tanto– proyectaron un partido de mínimos –hablando en términos de afiliados y de democracia interna– dentro de un orden. dentro de un orden, porque había que conseguir suficientes paganos de cuotas, compradores de Bonos, pegadores de carteles, llenar aforos en locales y calles, repartir folletos, cla para sus discursos "improvisados y hacer funcionar el boca a boca.

La división de responsabilidades fue clara desde el principio:

Juan Luis Fabo se encargaba de mantener la draconiana estructura, en la que, salvo ellos, era más fácil reunirse con afiliados a otros partidos (PP, PSOE, BNG,...) que con tus propios comapañeros. amenazantes e increíbles escritos eran emitidos por él a cualquier grupo de afiliados que pensara reunirse para hablar, sin el control del aparato. Para que el engaño se prolongara era fundamental evitar la libre comunicación interna en el partido, y él se encargaba de esto con bastante eficacia pues, aunque finalemnte no pudo evitar que les creciéramos los enanos, al principio sólo lo hicimos los que estábamos muy cercanos a las tomas de decisiones, o físicamente compartíamos la sede, y descubrimos el pastel, pero por esa ausencia de comunicación libre entre afiliados les resultó fácil, ante el desconocimiento total del resto de afiliados, presentarnos como intoxicadores, trepas practicantes del "quítate tú para ponerme yo" y repugnantes traidores.


Carlos Martínez Gorriarán, haciendo uso de su muy habitual entrar como un elefante en una cacharrería, es el responsable de "despellejar" y, con falaces "argumentos", desposeer de cualquier prestigio entre la afiliación a cualquiera que, no ya se plantara ante el ordeno y mando habitual en UPyD, sino que simplemente no se hubiera caído del guindo y pensara aún que las cosas se podían hacer de otra forma.

Rosa Díez, la que ponía la cara, "vendía" y hacía creíble, la falsa imagen de Regeneración; pero muy capaz de, tomándo el papel a Gorrirán, insultar y escupir mentiras sobre los "ajusticiables", siempre que los medios no estuvieran presentes. Acusó llamándoles batasunos a los que muy disconformes con la bulgarización –de Bulgaria– del partido, pretendieron presentar legítimamente oposición en el 1º Congreso.

Así que se montaron una historia regeneradora, un innovador y más que atractivo Manifiesto Fundacional, para el que contaron con la imprescindible aportación de Fernando Savater, y comenzaron a convencer a personajes con pretigio universitario y/o mediático, como Mikel Buesa, Albert Boadella, Álvaro Pombo, Fernando Iwasaki, Mario Vargas Llosa, entre otros.

Nos vendieron la trola de un partido participativo, anticasta y dispuesto a cambiar la forma de hacer política. Pero sus métodos iban a ser bien distintos de los que tál fin precisaba. Para ello se rodearon de una estructura que pretendiero que funcionara como una autética Guardia Pretoriana.

Aquellos elegidos que se mostraron algo críticos y no le rindieron la debida pleitesía, fueron rápidamente purgados usando los más peregrinos, falsos, antiestatutaros y antidemocráticos argumentos: Almudema Seimur, Luis Bouza-Brey, Gerardo Herández Les, Ildefonso Cejudo y un largo etcétera en el que me incluyo. Nada les detenía, ni Estatutos, ni Reglamentos –ambos adecuadamente modificados, o interpretados en su momento, ad hoc–, ni la verdad.

Para ello, precisaron que los que sí entendieron el "mensaje" actuaran como verdaderos sicarios: vigilaran, se "chivaran" y, llegado el caso, aportaran falsos testimonios para "vestir" adecuadamente los respectivos expedientes, que difícilmente se concluían. Recuerdo a uno de estos azote de "diferentes" y guardián de las esencias "UPyDianas", gallego él, al que me dirigía en algún foro, mofándome de su "inquisitivo" –de Santa Inquisición– como Fray Torqueimada.

Son esos sicarios, los que continuaron sentados a la diestra de "la madre", advertidos como estaban –por los vivido y por lo participado–, que sólo conservarían esa posición, si su sumisión y "soplonería" era absoluta.


Y claro, cuando te rodeas de sicarios, te expones a que a la primera que se plantee una situación realmente dura, sus dagas vayan contra tu propio pecho. ¿Qué esperabas?

El hoy ferviente aplaudidor de la convergencias con Ciudadanos, Ignacio Prendes Prendes, en aquel nombrado 1º Congreso, no tuvo el pudor de callarse la boca y se refirió al ausente, pues había abandonado el partido, Mikel Buesa con el demoledor argumento de usar su aspecto físico para atacarle. Eso es lo que se llevará en el paquete Ciudadanos, si admiten la incorporción de personajes de tal calaña, a cambio de un puñado de votos.


Read more »
0 coment.

Aquel abuelete impertinente.






En mis tiempos de comerme el mundo o estrellarme contra él –aún vivía Dictator Caudillensis Ferroliano (sé que no es Latín, pero suena bien)–, cuando la estética triunfante no era otra que la de la anoréxica Twyggi, todos soñábamos con tenerla como novia, ocurrió un hecho, que presencié en primera persona, que pasó a covertirse en anécdota pues difícilmente lo olvidaré mientras viva.

Regresaba del centro de Sevilla a mi casa, en el autobús de la Línea 8, y una chica de unos 20 años, bastante "Twyggiana" ella, furor minifaldero, iba en un asiento, atrayendo hacia sus bonitas piernas imposibles de tapar con tan menguada falda, las lividinosas miradas de un grupo de estudiantes que regresaban a sus hogares para comer –hambre, mucha hambre–.

El revuelo en su cercanía era más que evidente, con la chica empeñada en el imposible estiramiento de la cortedad de su falda, ocultando lo  que tanta fruición causaba a los púberes.

El desencadenante de la anécdota, llegó de la mano de un abuelete que ante el sonrrojo de la chica, le dijo: "Señorita, no se esfuerce en lo que es imposible. ¡Más tela, lo que falta es más tela!". No sé si su parada era la siguiente, pero la chica se lanzó hacia la puerta en cuanto el autobús comenzó a frenar.




Al margen de lo correcto o incorrecto de la situación, creo que estamos viviendo una situación, mucho más que similar en la que la reacción del abuelete, es plenamente aplicable y pertinente.

Pocos dudarán la llegada a término de la vida para partidos tan corruptos partitocráticos, como PP y PSOE (al igual que de todos los que emanan el mismo aire rancio y fétido que ellos: IU, PNV, CiC, CC y una lista hasta la saciedad). Esta anunciada muerte en "acto de servicio" –para ellos mismos, no para la ciudadanía– que si no los entierra definitivamente, los dejará en situación de únicamente reseñables a efecto de balance.

Este ocaso
, si se consigue, como parece que será, es  a mano de partidos auténticamente regeneradores o rupturistas, hará que queden huérfanos –de trabajo–, una elefantiásica cohorte de familiares y deudos que ocupaban infinidad de plazas "extractivas", por innecesarias, muchas de ellas creadas ex professo para sus vástagos.

Plazas que, en el caso de que venciara Ciudadanos o CILUS
(ésta más que imposible dada su reducida implantación, merecedora de mejor suerte), serían a extinguir, mientras que en el caso de que venciara Podemos y asimilados, serían ocupadas por sus respectivos familiares y deudos, cuando no, directamente aumentadas. Así lo veo y así, me temo, será.

La lucha desde aquí hasta las próximas elecciones generales, será a sangre y fuego, pues en ella va el futuro de los propios políticos, hoy tan garantizado. No habrá cuartel, ni se harán prisioneros.

Claramente, la batalla ha comenzado en varios frentes. En el aspecto destrustivo, con los recursos que aún dominan PP, PSOE, CiU, PNV y ERC, se están aplicando a destruir, inventar corruptelas, mentir o lo que sea, sobre aquellos partidos que pueden desbancarlos del poder. Es obvio que han concentrado su fuego sobre Podemos y Ciudadanos.

Dejo claro que sobre Podemos, incardinados en referentes tan "incorruptibles y democráticos" como el comunismo, el bolivarismo, o los ayatolás iraníes, y, aunque ahora traten de colocarse de perfil ante el asunto, los están –incardinados– y hasta las trancas. Y, por tanto, que la casta se centren en resaltar sus evidentes contradicciones, me parece beneficioso para la siguiente opción, Ciudadanos. Creo que
básicamente tanto Podemos como Ciudadanos, coinciden en las denuncias sobre la casta, aunque existan matices. Pero Podemos, en mi opinión, la cagan cuando prescriben el tratamiento para recuperar al enfermo. Y esto, olvidándome de que para ellos la mentira sólo es una parte de su programa.

Son los segundos, Ciudadanos, con los que comparto una mayoría de su análisis y, sobre todo, la viabilidad de sus soluciones, los que personalmente me interesan. Aunque en en asuntos como el sistema autonómico, sobre todo, los encuentro excesivamente cortitos. Por aquello del pragmatismo, aunque sea políticamente incorrecto mi posicionamiento, prefiero conservar a las  Diputaciones (funciones puramente administrativas) organizadas por regiones, si se quiere, y eliminar las actuales autonomías (funciones políticas que ya vemos hasta dónde nos han traído). Todo ello, adelgazando convenientemente sus estructuras y megalopatía.

Pero volvamos al asunto. Particularmente peligrosa por el manejo de sus recursos –aunque hilarante, por la actuación de su "materia gris"– me parece la reacción del PP, que al retener de momento, una gran parte del poder omnímodo del Estado, abre desde hace pocos meses, un nuevo frente, medios tiene para ello, contra Ciudadanos que, desde su centralidad –centro derecha, centro izquierda y liberalismo– promete una gran sangría de su electorado natural (el del PP).

Como no existe mayor oxidante para el intelecto que la combinación de impunidad con la idiotez heredada, han comenzado a usar su origen catalán contra Ciudadanos; o, como dice el culto Floriano, Ciutadanscretinamente olvidando que Cataluña, es parte de España, lo que no puede usarse como si su origen, o inspiración, fuera Venezuela, Cuba, Irán o Rusia. Y si vemos que los encargados de transmitirnos todo este mensaje son el "intelectual Floriano" y doña MariCospe, la de las imdemnizaciones en diferido, miel sobre hojuelas.


Pero no olvidemos que desde hace más tiempo, quizás alertados por el surgimiento de Podemos, tanto PP, como PSOE,
se vuelcan en una febril carrera para presentar compulsivamente propuestas, supuestamente regeneradoras: Ley de Transparencia, Pacto Antiyihadista, y otras reformas convenientemente descafeinadas –por el uno, por el otro o por los dos– para dar la sensación de hacer mucho para que no cambie nada. En este punto es donde la ciudadanía menos informada y crítica, puede volver a ser engañada y aquella conocedora de la situación real, refuerce su intención de voto hacia Ciudadanos.

Idiotas, no os esforcéis en lo que es imposible.
¡Más democracia, lo que falta es más democracia!



.
Read more »
0 coment.

Democracia y derechos ciudadanos.





Creo que todos estaremos de acuerdo en que la democracia tiene su razón de ser en el hecho de garantizar los derechos civiles o ciudadanos.

Algunos iluminados, demasiados, defienden que la herramienta que nos hemos dado para garantizar la estabilidad de dichos derechos ciudadanos –los partidos políticos–, tienen que ser de todo, menos democráticos en su funcionamiento interno. 



Ya lo he dicho otras veces pero se me ha convertido en un mantra, que considero más que conveniente repetirlo cada no mucho tiempo, hasta que cale en la sociedad. Pues lo considero innegociable para que los partidos funcionen de forma medianamente democrática.

¿Cómo puede defenderse renovar una mala o razonable –da igual– democracia, sin que funcionen democráticamente las herramientas de las que disponemos para hacerlo, los partidos?

Otros, aún más iluminados, pretenden que habría que terminar con esos partidos, dados los resultados que podemos observar y padecer. Pero esto sería cuestión de otra entrada aparte de absurdo inmanejable como explicaré brevemente a continuación.

Asamblearismo. Así son las asociaciones de vecinos, y pocos podrán aportar argumentos sostenibles, contra la definición, generosa, como estrambóticos de sus funcionamientos. Hasta los que se llenan la boca de la palabra democracia, defensores a ultranza del asamblearismo o de los Círculos, se están saltando esa democracia para conformar sus cuadros con vistas a las próximas elecciones, incapaces de asumir para ellos, la democracia que le exigen al resto.

Dictatorial. No queda muy lejos en nuestra memoria histórica, lo que puede dar de sí dicho liderazgo dictatorial. Sólo útil en sociedades aborregadas, las que esperan que todo les venga dado por Papá Estado.

Eso no nos deja exclusivamente una única y encorsetada fórmula para gestionar internamente un partido. Nada más lejos de la realidad.

Un partido puede tener una dirección más abierta o más cerrada (personalista o presidencialista), siempre que exista un efectivo control de la ejecutoria de dicha cúpula por los afiliados, u órgano de control elegido en listas abiertas y libres, por dicha afiliación. Esa es la garantía.

¿Este control se podrá ejercitar contra cualquier decisión de la cúpula? No parece lógico si tratamos de no inmovilizar al partido pendiente de cualquier recurso de las bases. Creo que el ejercicio responsable de esa –digamos– "revocatoria" de lo acordado por la cúpula o ejecutiva, debe restringirse a los denominados Principios del Partido, aquellos que figuran como declaración de intenciones en los Estatutos del partido, o fuera de estos, pero con un rango tal que exija un gran consenso para abordar sus reformas:

  • O somos abortistas –con los límites que se fijen– o somos antiabortistas.
  • O somos monárquico, o somos republicanos o nos da igual.
  • O defendemos el Estado del Bienestar, o acotamos sus límites, o nos lo cargamos directamente.
  • O defendemos los desahucios, o estamos en contra de ellos, con límites, o sin ellos.
  • Damos libertad para que la ejecutiva decida coaligarnos con otras fuerzas, o no, o previa consulta al órgano de control.
  • Elección entre listas abiertas y de libre concurrencia o más o menos controladas por el "aparato" –que aunque parezca un "Viva las caenas" debe ser una opción elegible.
  • … … … … … 
Existen un amplísimo repertorio de opciones entre las que elegir, unas –las más importantes– pueden tener mayor protección ante posible cambios, mientras otras pueden tener una protección de rango menor (menor porcentaje de votos favorables), siempre que estén especificadas cuáles son en los Principios y/o Estatutos. Estas opciones sí que deben ser compartidas por la inmensa mayoría de la afiliación. Así cada posible nuevo afiliado podrá analizar dónde se mete y poder optar por otra formación o crear la suya propia.

Evidentemente la forma de ejercer el control, sobre qué asuntos y la constitución de ese órgano, deben estar incluidas en la máxima protección frente a su modificación.





.
Read more »