Sobre posturas oficiales y opiniones personales


Hoy día 3 de febrero el artículo abajo referido ha sido retirado de la página web del partido. Puede ser sólo efecto de la renovación de la portada, en cuyo caso no tengo nada que añadir, salvo reafirmarme en lo escrito. Si su retirada ha sido motivada por esta o alguna otra queja manifestada, me congratulo con todos por la sensibilidad y capacidad para rectificar que esto demostraría y de las que están tan faltos en otras formaciones políticas.

No sé si todos asistimos al mismo Consejo Político el pasado 17 de enero porque, aparte de sentirme orgulloso del debate que en él se mantuvo (para los que acusan a UPyD de ser un partido tipo "sí señor"), al menos a mí, me quedó claro —a propósito de una enmienda presentada al Programa Electoral para el País Vasco— que fue un alto cargo del partido, con la aprobación del Consejo, quien manifestó que el asunto de las cajas de ahorros era de una trascendencia tal que para hablar de privatizar, convertirlas en sociedades anónimas o cualquier otra solución posible, exigía un serio debate previo en el partido, antes de tener una postura oficial al respecto. No especificó si en el Consejo de Dirección o en el Consejo Político, pero rechazó que se aventuraran por los portavoces posturas que no eran, no podían de momento, ser oficiales en UPyD.

Una de dos, o me he perdido que tal debate nacional haya tenido lugar sin haberme enterado de ello o, de lo contrario , tengo todo el derecho del mundo a mostrar mi perplejidad ante el hecho de que hoy día 2 de febrero, aparezca en la web nacional del partido, bajo el título de "Asalto a Caja Madrid", el texto del que extraigo el siguiente párrafo:
  • "Por eso UPyD, en Madrid, desde que se inició esta batalla, ha pedido reiteradamente a los políticos de esta Comunidad que actúen con responsabilidad impidiendo la politización de Caja Madrid. Por eso UPyD ha propuesto que Caja Madrid se transforme en una Sociedad Anónima cuyos beneficios vayan a una fundación que dirija la obra social y que, mientras se realiza está transformación, se modifiquen los usos para la elección de los órganos de dirección y se bajen significativamente las retribuciones de los directivos. Las Cajas de Ahorro deben ser gestionadas profesionalmente y estar al servicio de sus clientes y de la obra social."
Tras lo dicho en el pasado Consejo Político y explicado más arriba, debería quedar bien claro que no puede existir contradicción de "lo afirmado como portavoz de UPyD", con lo aceptado, o lo no aceptado, en un órgano de dirección como es el Consejo Político, por encima de coordinadoras, salvo que yo esté en un error (en cuyo caso presentaré mi más sincera disculpa). Convendría recordar aquí lo que no hace tanto, escribió Carlos Martínez Gorriarán sobre legítimas opiniones personales y posicionamientos oficiales del partido y, añado yo, el adicional esfuerzo que tenemos que pedir a esos pocos portavoces oficiales para que no confundan cuando se habla como afiliado (su opinión) y cuando como portavoz (la posición oficial del partido, cuando la haya).

Es más que probable que, con la que está cayendo en Caja Madrid, sea muy duro tenerse que morder la lengua, puesto que el único mensaje oficial que tenemos —éste sí genérico para todas las cajas y generado por aplicación directa de nuestro Manifiesto—, es que hay que conseguir eliminar la desastrosa gestión, el vergonzoso e indecente mangoneo, la autofinanciación y la posterior autocondonación de créditos propios, por parte de los partidos tradicionales, sindicatos y patronales.

Comprendo que no es nada agradable contemplar la cara que se te queda cuando no puedes responder como desearas a cuestiones tan políticamente atractivas. Cara que, por otra parte, no será muy distinta de la que se nos queda a los de algún CEL que, tras pelear porque
en nuestros respectivos ayuntamientos cuenten con nosotros, al ser finalmente invitados a participar en mesas de trabajo organizadas por éstos, hemos solicitado información a las coordinadoras sobre la postura oficial del partido al respecto de, por ejemplo, la Sanidad y hemos recibido por respuesta que aún se está elaborando dicha postura y que no digamos nada, salvo lo excesivamente genérico, expuesto en el Manifiesto y el Programa Electoral de 2008.

Gran parte de lo arriba escrito, se resume en el último punto de mi "Mi decálogo como afiliado" expuesto más abajo, en la anterior entrada, y publicado el pasado 29 de enero, antes de tener conocimiento del citado artículo.


1 comentarios:

Calas | 4 de febrero de 2009, 11:06

Lo que explicas tiene que ver con eso tan habitual en la politica española de la doble vara de medir. Es decir, riguroso control para con unos con el fin de evitar que emerja con luz propia su 'sentido comun' politico alli donde no llega el partido y manga ancha para otros, aunque estos últimos no respeten acuerdos o directamente su expresión perjudique al partido.