Mi decálogo como afiliado

Creo que cada ser humano, consciente o inconscientemente, debe tener su propia declaración de principios, una especie de Manifiesto personal en el que deje bien sentado, por si alguna vez tiene dudas sobre ellos, qué piensa sobre muchos de los temas trascendentes y sobre algunos de los más triviales. La coherencia personal de cada individuo se podrá medir comparando el diferencial existente entre lo que dice pensar sobre estos principios y lo que realmente resulte de su actuación al respecto. Vamos, que aquel que se declara como virtuoso de la honestidad y resulta ser un chorizo integral, obtendría un gran diferencial entre su autodefinición y lo que sus actos demuestren; esto es, demostrará una terrible y abultada incoherencia.

En esto de los principios deben existir dos escalas: una tendría en cuenta la relevancia que uno le otorga a cada principio, lo fundamental que ese principio es para cada uno; otra, la firmeza de esas convicciones asumidas, lo madurados y apoyados en argumentos sólidos que están esos principios.

Así que, sin ánimo de pontificar sobre nada, a continuación os expongo mi particular decálogo, mi propia norma de conducta o principios que, como comprenderéis a lo largo del texto, son los que son, no hay más al respecto. Todo ello, sin intención alguna de imponer nada a nadie pero me sentiré pagado si algunos de mis principios os son de utilidad. Añado alguna acotación como recomendación fruto de mi propia y reciente experiencia personal.


  1. No existen dogmas intocables.- Salvo el respeto por la vida, los derechos humanos y principios como la libertad, la igualdad y la paz, todo puede y debe ser cuestionable: reglamentos, organización interna, programas, liderazgos, alianzas; eso sí, según se establezca por los reglamentos en vigor, no de forma asamblearia. No se puede tomar una resolución que cumplimente todas las garantías e inmediatamente comenzar a exigir una nueva reunión para revocarla.
  2. La lealtad se debe a los principios, no a las personas.- Son los principios contemplados en nuestra carta magna particular, el Manifiesto Fundacional, los que deben recibir nuestra fidelidad, que no fe ciega, cuanto más razonada mejor, más profunda serán nuestras convicciones. Las personas pueden cambiar(*) y renunciar a dichos principios o a parte de ellos. Esto no quiere decir —que todo hay que aclararlo—, que no deba existir respeto al compañero, con responsabilidad o sin ella, sino que en caso de duda, son los principios, y no las personas, los que deben prevalecer. (*) Sobre todo después de tocar poder.
  3. Trabaja, trabaja y trabaja.- Lejos del cínico "el trabajo os hará libres" de Auschwitz, un partido como UPyD que nace de un movimiento ciudadano, se construye, junto con el trabajo de los líderes, con la entrega y el trabajo de miles de afiliados y simpatizantes; siendo fundamental el trabajo de estos últimos(*) para expandir nuestro ideario entre la ciudadanía. Por ello el colaborar en la actividad del partido, refuerza tu derecho a exigir respeto. Es el cumplimiento de nuestras obligaciones ciudadanas el que legitima la exigencia de nuestros derechos. (*) No permitas que nadie se atribuya el fruto de tu trabajo, si lo hace contigo, lo podrá hacer con otros. Considera siempre la posibilidad de un mal entendido.
  4. Lucha por lo que crees y no te apegues a los sillones, dimitir es sano.- Si estás convencido de la bondad de tus propuestas, defiéndelas allá donde tengas derecho a hacerlo(*), no permitas que nadie reprima tu derecho a hacerlo y, si así ocurriera, denúncialo, interna o públicamente. Nadie en el partido puede ordenar realizar una actividad contraria a la ética y a nuestro Manifiesto. Así que si observas cualquier acción de este tipo, comunícalo al órgano pertinente y, si no eres oído, públicamente a la afiliación. Si en el ejercicio de cualquier responsabilidad, cometes algún error de cierta relevancia, ofrece tu dimisión o hazte cargo de la responsabilidad ante quién te la haya otorgado. Si el error es importante, dimite directamente asumiendo tu responsabilidad. Dimitir, es una obligación en el decente y sólo una estupidez para el indigno, y ya va siendo hora de que lo sepamos transmitir a la sociedad con el ejemplo. (*) Procura aclarar públicamente, en algún foro o blog muy visitados, tu propuesta y su finalidad para que nadie por ignorancia o intencionadamente, mal interprete tu actitud y/o propuesta.
  5. Regenerar la Democracia exige regenerar la sociedad.- Todo nuestro ideario y, por tanto, nuestro trabajo van destinados a regenerar nuestra democracia pero sería un error de necios no tener claro que para ello deberemos comenzar por regenerar a la propia sociedad española ya que la política no deja de ser un reflejo de la propia sociedad. Esto mismo debe ser reflejado en nuestro comportamiento personal, como en todo, más convence el ejemplo que las palabras.
  6. No se puede ser regenerador y "marxista" (de los de Groucho).- La famosa frase atribuida a Groucho Marx: "Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros" es incompatible con un posicionamiento auténticamente democrático y regenerador. Rodéate de compañeros que tengan todas las ideas del mundo pero que carezcan de "segundo juego de principios"(*) para sustituir los primeros; será la garantía de que, si te equivocas, ellos tratarán de impedirte que lo hagas o, en su caso, de que las consecuencias no lleguen a ser irreparables para el partido, en vez de ayudarte a responsabilizar a otros de tu fallo. (*) Respecto a los que tienen tantos principios como le hagan falta, un serio consejo no te fíes nunca de ellos, terminarás por lamentarlo.
  7. En política no existe la "obediencia debida".- Si la tarea que te encargue un responsable no se ajusta a la ética y los principios contemplados en nuestro Manifiesto, niégate a realizarla y denúncialo en el partido. Estás en tu derecho y es tu obligación. No aceptes nunca labores de comisario político. La disciplina, como obediencia debida, para autojustificar cualquier sucio abuso, no es una argumento en democracia.
  8. Ineptitud, servilismo, estupidez y soberbia, las cuatro pestes del político .- Hay otras "enfermedades" que debieran desaconsejar el apoyo político a cualquiera que muestre sus síntomas pero son estas cuatro las más abundantes y demoledoras por el daño que pueden causar, y sin duda causarán, a la consecución de los fines de UPyD. Si una responsabilidad te viene grande, situación que no es nada vergonzosa, renuncia a tiempo; además de honrarte, evita que otros finalmente te echen.
  9. Cuídate de los sectarios y desconfía de los conversos a lo San Pablo.- Sectarios, los hay en todos los partidos y el nuestro no es una excepción; no han razonado su afiliación, no les hace falta, lo hacen por fe en el lider, en las siglas u otro referente; incapaces de actuar por principios, precisan de consignas y, en manos de gente sin principios, se vuelven peligrosos. Respecto a los conversos repentinos, "ver la luz y creer", si ya es bastante difícil de tragar a los ojos de la fe religiosa —sólo concebible para el sectario—, mucho más desde la óptica de un partido laico. Tiende la mano pero sé precavido con las convicciones democráticas de estos "conversos". Quién ayer, tan sólo ayer, defendía la inmersión lingüística o la exclusión del diferente, hoy no puede tener el aplomo necesario para defender a los discriminados, salvo que sea un gran farsante.
  10. No seas un bocazas.- Si alguna vez tienes una responsabilidad que te obligue a hacer declaraciones públicas, será un buen ejercicio empaparte de nuestro Manifiesto Fundacional, los Estatutos y los Programas del partido. Piensa bien lo que vas a contestar, recuerda que siempre es mejor un a palabra de menos que una de más y habla lentamente. Si eres portavoz, debes saber diferenciar claramente entre lo que sería tu legítima opinión personal y lo que es una postura oficial del partido. Tu opinión personal aunque dejes claro que es eso, "personal", puede lastimar seriamente la imagen del partido, por tanto no descartes respuestas como "aún estamos debatiendo para fijar la posición oficial de UPyD, al respecto".

12 comentarios:

Nometoqueslosmondongos | 29 de enero de 2009, 17:05

Buen decálogo, lo suscribo. yo a los sectariuos los llamo fanáticos, creen ciegamente y es imposible razonar con ellos.

Se lo voy a mandar a alguien que yo me sé para que aprenda un poco de cordura democrática.

un saludo desde la cripta

Juan Artero Ortega | 31 de enero de 2009, 8:58

20090131 - ¡Uf!, parece que nos estamos amuermando. ¿Donde estáis todos metidos?¿Estáis todos en Galicia y en Vascongadas?.

Bueno, para animar el cotarro y por si puedo servir de diana para que descarguéis vuestras iras y frustraciones, os remito un mensaje que intercambié el pasado jueves con un amigo en un blog de acratillas que pulula por la red.

El mensaje referido es el siguiente:

20090127 – Radicalista Republicano, me decía usted en su mensaje del 27/01/2009, que le gustaría le explicara en qué consiste mi idea de Democracia Directa.

Bien, para comenzar y con el fin de que nadie pierda el hilo de mi relato, paso a exponer en qué consiste lo que yo llamo una “Democracia Directa Participativa”. Lo de “Participativa” es de mi propia cosecha, y más adelante descubrirá su por qué.

Yo propongo la siguiente forma de elección del Presidente de Gobierno, en un sistema de gobierno presidencialista y unicameral (Asamblea Nacional, como única institución del poder legislativo del Estado, compuesta en España por 304 diputados como máximo) que a mi tanto me seduce y parece ser que a ustedes también.

1º Yo distingo entre dos sistemas electorales básicos y que nos pueden permitir una aproximación máxima al ideal teórico de lo que podríamos llamar una Democracia Directa. Uno con sabor tradicional y el otro con sabor tecnológico.
Le voy a explicar en qué consiste el sistema con sabor tradicional, que no tiene nada que envidiar al de sabor tecnológico en cuanto a permitirnos aproximarnos al máximo al ideal de Democracia Directa.

2º) Para comenzar, debemos de definir y delimitar los conceptos políticos que utilizamos en cualquier proceso electivo de tipo democrático.

3º) Mi proceso electoral se basa en dos etapas electivas, elecciones primarias y secundarias. El periodo electoral para llevarse a cabo la elección del Presidente de Gobierno es de 60 días naturales consecutivos y comienza 30 días naturales después de hacerse pública y oficial la convocatoria electoral.

4º) Partimos de dos ámbitos principales de circunscripción electoral, una primaria o provincial (las actuales 50 provincias españolas más Ceuta y Melilla, y otra secundaria, única o nacional. La circunscripción electoral para las elecciones primarias, y primera vuelta, sera el resultado de dividir cada provincia en seis circunscripciones electorales, y Ceuta y Melilla en dos cada una de ellas. Cada circunscripción electoral para la primera vuelta de las primarias, se delimitará geográficamente, en base a agrupar sectorialmente a un número igual y proporcional de los electores que formen el cuerpo electoral en cada provincia más Ceuta y Melilla, permitiéndose una fluctuación máxima de electores por circunscripción no superior al 10%.

Para la segunda vuelta de las primarias, la circunscripción electoral será toda la provincia e igual en Ceuta y Melilla.

Para las secundarias, tanto en primera como en segunda vuelta la circunscripción electoral será todo el territorio nacional.

5º) El cuerpo electoral estará compuesto por todos los ciudadanos de nacionalidad española que hayan cumplido los 18 años de edad con anterioridad a las 24 horas previas a hacerse pública y oficial la convocatoria electoral.

6º) El voto para elegir Presidente de Gobierno, es obligatorio para todos los ciudadanos de nacionalidad española que hayan cumplido los 21 años, como mínimo, 24 horas antes de hacerse pública y oficial la convocatoria electoral. Todo aquel ciudadano que no votara sin causa justificada, será multado con una cantidad igual a una mensualidad del Salario Mínimo Interprofesional o en su defecto condenado a un mes de reclusión.¿Entiende usted ahora lo de “Participativa”?

7º) Puede ser candidato a Presidente del Gobierno español, cualquier ciudadano de nacionalidad española que haya cumplido los 21 años de edad, como mínimo 24 horas antes de hacerse pública y oficial la convocatoria electoral y que se encuentre empadronado al menos los dos últimos años antes de la fecha de la convocatoria electoral, en cualquier municipio del territorio nacional.

Todos los candidatos tendrán que presentar obligatoriamente su candidatura por el distrito electoral que les corresponda por lugar de residencia, de los dos últimos años anteriores a la publicación oficial de la convocatoria electoral.

No hay limite máximo de candidatos en las listas electorales para la primera vuelta de las primarias, cualquier ciudadano mayor de 21 años se puede presentar por su distrito electoral en lista unipersonal o en listas compuestas por dos o más candidatos, si no está inhabilitado por ley o media sentencia judicial en contra.

8º) Los electores votarán marcando una cruz, en una única casilla de la lista electoral que elijan y que corresponderá al candidato de su agrado. En las listas que figure más de un candidato, cada elector podrá marcar la casilla de su candidato preferido sin importar el orden en que se encuentren estos en la lista.

9º) Los 3 candidatos más votados en primera vuelta de las primarias, en cada una de las 6 circunscripciones electorales provinciales(18 candidatos en total por provincia, 3 en Ceuta y 3 en Melilla, pasan a la segunda vuelta.

10º) El candidato más votados en segunda vuelta de las primarias, y ya en circunscripción electoral única provincial, más el candidato más votado de los de Ceuta y Melilla, 52 candidatos en total a nivel nacional, pasan a la primera vuelta de las elecciones secundarias en circunscripción única nacional.

11º) Los 3 candidatos más votados en la primera vuelta de las secundarias ya a nivel nacional, pasan a la segunda vuelta. El candidato más votado de estos tres en segunda vuelta de las secundarias, será elegido Presidente del Gobierno e investido como tal dos meses después de su elección. El resto de candidatos que no hayan superado la criba democrática se van a su casa, o a pacer cabras hasta la próxima convocatoria electoral, si decidieran volver a presentar su candidatura.

El haber sido candidato a Presidente del Gobierno no confiere ningún tipo de prerrogativa pública o privada.

12º)Las papeletas electorales contendrán una foto tamaño D.N.I. de cada uno de los candidatos, seguido de su nombre y dos apellidos y de una casilla para marcar una cruz.

13º) Queda terminantemente prohibida la posesión, envío, distribución, etc, de papeletas electorales, antes del día de la votación y antes de la apertura oficial de los colegios electorales. Cualquier violación de estas prohibiciones serán castigadas con penas de reclusión menor.

Las papeletas electorales las elabora y son propiedad de la Junta Electoral Central y tendrán categoría de documento público, por lo que serán custodiadas por la referida Junta, hasta el día y la hora de apertura de los colegios electorales en toda España.

Los ciudadanos que por cualquier causa justificada estén imposibilitados para acudir personalmente a su colegio electoral correspondiente para ejercer el voto, podrán solicitar ejercer el voto por correo, por lo que recibirán en su domicilio un sobre remitido por la Junta Electoral, con todos y cada una de las papeletas con las listas de candidatos.

14º) Las prerrogativas constitucionales básicas y grosso modo, del Presidente del Gobierno electo, ya las han determinado los amigos de la “Plataforma Cívica para la Regeneración Democrática Española, Mediante la Modificación del Artículo 99 de la Constitución de 1978”.

15º) Los candidatos que superen la primera vuelta de las primarias, podrán sufragar los gastos de su campaña electoral de la siguiente forma:

La financiación de la campaña electoral de cualquier candidato en las primarias en primera vuelta en circunscripción provincial y dentro de su distrito electoral natural, correrá a cargo de cada uno de los candidatos.

Los candidatos que hubieran superado la primera vuelta de las primarias, o sea los 3 candidatos más votados por distrito electoral provincial, que pasen a segunda vuelta en circunscripción electoral única provincial, recibirán de parte del Estado español si lo solicitan, una cantidad económica igual a 15 veces el Salario Mínimo Interprofesional anual para sufragar su campaña electoral.

Así mismo, todos y cada uno de ellos disfrutarán de igualdad de condiciones en el acceso y tratamiento informativo por parte de los medios de comunicación públicos o privados, tanto de ámbito nacional como local, mientras dure la campaña electoral.

Cada candidato que pase a las secundarias en circunscripción única nacional, podrá solicitar otra ayuda económica al Estado español para sufragar su campaña electoral de ámbito nacional, y consistirá esta, en una cantidad monetaria igual a 35 veces el Salario Mínimo Interprofesional anual.

16º) Los candidatos que dispongan de recursos económicos propios o diferidos por terceras personas, bien sean estas físicas o jurídicas, y que superen o igualen las cantidades referidas de ayudas públicas a que pueden optar, no tendrán derecho a percibir estas ayudas públicas.

Los candidatos elegidos tras la primera vuelta de las primarias, y que habiendo solicitado las ayudas publicas para financiar su campaña electoral, consiguieran recaudar o recibir cualquier cantidad monetaria por parte de terceros, para sufragar su campaña electoral, y que el monto total de las ayudas o donaciones recibidas igualara o superara las cantidades establecidas como ayudas públicas para sufragar la campaña electoral, tendrá que devolver una vez finalizada la campaña electoral todo el importe de las ayudas públicas recibidas. Lo anterior vale igualmente para los candidatos que pasen a las secundarias en circunscripción nacional.

Los candidatos que demuestren que no disponían de recursos económicos suficientes para sufragar su campaña electoral y que durante el periodo de tiempo que dure la campaña electoral no hayan recaudado o recibido cantidad alguna en concepto de ayuda para sufragar su campaña electoral, quedarán exentos de devolver las ayudas públicas recibidas.

Las donaciones tendrán que ser únicamente de tipo monetario y en moneda legal y oficial del Estado.

Las ayudas económicas privadas recibidas por los candidatos para sufragar su campaña electoral, estarán exentas de pagar tributo si estas se hacen de forma pública y transparente, figurando el nombre o razón social, así como el D.N.I. o CIF de la persona física o jurídica que las realice, de lo contrario el candidato tendrá que pagar al Estado un 40% del importe de cada donación por el hecho de no haber hecho público su procedencia.

Estas donaciones solamente se pueden hacer y recibirse, en el intervalo de tiempo que dure el periodo electoral, y quedarán exentas de impuestos si cada una de ellas,y por persona física o jurídica no supera para toda la campaña electoral una cantidad igual a 12 veces el Salario Mínimo Interprofesional anual. Por encima de estas cantidades, la donación se considerará ilegal y la confiscará el Estado directamente.

Todo lo anterior, señor Radicalista Republicano, como digo yo, son simples pinceladas en el lienzo en que deseamos plasmar el espíritu idealista y futurible de un Estado Democrático y de Derecho, pero adquieren otra dimensión y objetividad al contemplarse dentro de un diseño constitucional completo, que constituye por si mismo un sistema jurídico y que formal y conceptualmente si está a la altura del momento histórico humano en que nos encontramos.

Un cordial saludo.

octavio | 31 de enero de 2009, 10:47

Sr. Nometoques en referencia a un comentario suyo anterior..., el partido y sus militantes son los mismos en Galicia que en Coria del Río, a lo que van es ayudar , y aunque fueran solo para aplaudir solo por el hecho de estar allí, ya los militantes gallegos tendrían motivos mas que sobrados para darles las gracias. Lo que tendrías que hacer en Orense es dejaros de rencores y trabajar un poquito, o sino apartaros y guardaros vuestras querellas para momentos mas oportunos, pero como dicen algunos carteles, “por favor no molesten, hay gente currando”.
Sr. Artero, su propuesta resultaría acabaría por aburrir y liar al personal. Simplemente con unas elecciones a doble vuelta seria suficiente para obtener el mismo efecto que usted propone.
Sr. Espino, por dios, haga usted el favor de cambiar el fondo rojo de la pagina, que nos vamos a quedar sin vista, cada vez que termina uno de leer tiene un mareo de narices y no dejan de aparecer franjas blancas y burdeos.

Juan Artero Ortega | 31 de enero de 2009, 14:02

20090131 – Octavio, si tiene usted aunque sea, ligeros conocimientos sobre Ciencia Política y Derecho Político; dele usted un par de vueltas más al tema y le aseguro que terminará coincidiendo conmigo en que no hay detalles secundarios ni susceptibles de obviar en mi sistema electoral.

Juan, yo no te había dicho nada hasta ahora sobre el color de fondo de tu blog por cortedad, pero coincido con Octavio. Unos días más visionando y leyendo en tu web y terminamos engrosando el colectivo de la ONCE.

Un cordial saludo.

Nometoqueslosmondongos | 31 de enero de 2009, 17:59

Ahora yo, ahora yo.....

Señor Octavio, ayer viernes vino Rosa Díez a Ourense, acudieron todos los militantes y simpatizantes, oficialistas y críticos, si no me cree consulte la noticia de la Voz de Galicia. Gracias a la mayoría de críticos, que son mayoría sin punto de comparación, en el acto hubo algo de gente. ¿Por qué? Pues porque los grandes candidatos y el comité electoral provincial que forman DOS personas no publicitó el acto ni en radio, ni en prensa, ni cartes, ni octavilla, ni un coche con megáfono, nada de nada, Sólo una nota en la Voz. Gracias a los críticos y al boca a boca que hicieron vino gente, por eso digo lo de la mayoría, porque los que vinieron eran casi todos críticos. A pesar de eso se trató a Rosa como es debido, se aplaudió y se llevó todo con corrección. Eso sí, una palabra de agradeciemiento por parte de la línea oficial del partido y de sus candidatos no estaba de más, y las declaraciones de Rosa a la voz sobre la crisis interna de UPyD en Ourense estaba de más.

Así que señor Octavio, no, no es lo mismo el partido en Galicia que en Coria del Río, ni es lo mismo Galicia que Ourense, ni es lo mismo tener un candidato que no sabe ni leer en Ourense que uno que sabe hablar en público como en Lugo, o que uno del club de la Comedia como el de Coruña que da vergüenza ajena.

Ahora dígame, Octavio ¿Cómo pretenden que los afiliados hagan campaña si están diciendo desde hace meses que no quieren a ese señor como coordinador ni como candidato ni como compañero????


Y a Juan Espino tengo que decirle que han colgado su decálogo en un blog alternativo.

http://libertadprogresodemocracia.blogspot.com/

Haga una visita y a ver que le parece.

(Y cambie el color del blog, porfaplis...)

octavio | 31 de enero de 2009, 21:19

Nomete.. si es cierto lo que dices sobre la organización del mitin casa muy mal , con la posturas que no os cansáis de decir de que preferís que la dirección en Galicia se meta un batacazo a apoyarlos. Es aquella postura la loable, no esta. Si mantenéis una postura critica pero honesta , se podrán tender puentes , si esperáis un descalabro, nada conseguiréis... porque vosotros echareis la culpa a la dirección y esta a vosotros. En esa coyuntura perdéis siempre porque al final , aunque se valoren los posibles errores de unos y de otros , desde una perspectiva mas independiente, las zancadillas nunca se olvidan (entre ellas despreciar a una persona por su formación, no conozco al candidato, pero conozco a tanto chorizo con ínfulas de intelectual que casi me parece incluso una garantía de eficacia, o al menos de honradez)
Por cierto me reafirmo, el partido es el mismo en Orense que en Coria, y tanto tiene que decir el militante de Coria sobre el candidato del partido en Orense, que el militante de Orense. Lo siento, tengo una idea nacional del partido.

Nometoqueslosmondongos | 1 de febrero de 2009, 11:24

De acuerdo en la idea de un partido nacional, pero como dice el punto 7 del decálogo de Juan Espino "no existe la obediencia debida" esto se aplicaría sobre todo en los conflictos regionales o provinciales donde, por ejemplo, dos diputados del mismo partido pero de distintas provincias se encuentran con un conflicto entre ambas, como el agua, y en el congreso de diputados al final votan lo que dice el jefe, en vez de votar por los intereses de la gente a la que representan, aunque sea contra la opinión del partido.

Así, aunque un partido sea nacional, es muy importante defender a tus votantes a los que representas, sea tu municipio, o tu provincia ante la Comunidad autónoma o ante el congreso de diputados.

Por eso al partido hay que darle cierto barniz local y diferenciar las peculiaridades de cada pueblo, cada provincia, cada región, o de lo contrario será un partido más que fracasará.

Os recuerdo que las multinacionales de corte americano cuando se implantan en España imponen una manera de hacer las cosas que triunfa en las grandes ciudades y suele fracasar en las pequeñas porque funcionan de otra manera, más personal, más cercana y más difícil de penetrar.

Menuda chapa acabo de dar....

Nometoqueslosmondongos | 1 de febrero de 2009, 11:31

Y lo de la campaña: Estamos cansados de advertir que las cosas no se hacen así. Ni caso. Desde luego que se van a estrellar, pero desde luego no será culpa de los críticos, será de los candidatos y de sus campañas, no lo olviden. Aquí nadie pretende sabotear la campaña, y hemos felicitado a los de Lugo por sus candidaturas y su gente, que sabe trabajar, y a los de Euskadi, que tienen mucho valor para hacer campaña allí, aunque se rumorea que están puestos a dedo, pero nlos da igual, hay que ser muy valientes.
Otra cosa es Ourense y la Territorial. Si quieren hacer las cosas a su manera que las hagan, pero que no cuenten con nadie más. La mayoría no quiere a ese candidato ni esa lista hecha con parches, la mayoría. Así que que por pura democracia debían haberse retirado hace tiempo.

Están con política de hechos consumados, hay un candidato y hay que apoyarlo, pues no, en su momento se forzó su nombramiento y ahora ya no tiene remedio. Pues hablaremos después de las elecciones, qué se le va a hacer....

Juan Artero Ortega | 1 de febrero de 2009, 12:55

20090101 – Estimadísimos y excelsos compañeros del C.P., y del C.D. Si las denuncias que hace Nometoques..., sobre comportamientos y actitudes de algunas coordinadoras territoriales de Galicia son ciertas, y no puedo dudar de su palabra hasta que el C.D. no nos comunique oficialmente a todos y cada uno de los afiliados lo contrario, se me pone la piel de gallina sólo de pensar si no estará parte de la dirección del Partido en manos de simples aprendices a dictadorzuelo enmascarados de demócratas.

Espero que en pos de mantener la excelente imagen de que disfrutamos como partido ante la opinión pública, se depuren responsabilidades si algún compañero se ha extralimitado en lo que debe ser su rol dentro del Partido y se tomen medidas para que dentro de UPyD no se puedan dar o permitir actitudes dictatoriales por parte de ningún compañero.

UPyD Lugo | 1 de febrero de 2009, 20:27
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nometoqueslosmondongos | 2 de febrero de 2009, 16:28

Creo que una investigación imparcial y una simple aplicación del manifiesto fundacional y unas reglas democráticas de juego bastarían para empezar a cambiar las cosas.

Es como en las empresas grandes, si la sucursal A tiene un problema con un jefe Territorial se encuentra sin recursos para pedir ayuda a la central porque todas las comunicaciones pasan por ese jefe. Y si lo puentean le sienta fatal a la central que dice que las cosas no se hacen así. Sólo cuando los resultados son desastrosos se buscan las causas y de nada han valido los meses de quejas y protestas y será culpa de los que se quejan por no arrimar el hombro.

Pues ya están advertidos desde hace tiempo: La Territorial gallega no funciona, tiene luchas de poder, actitudes dictatoriales, falta de democracia, incompetencia, mediocridad, falta de gente y voluntarios que se han dado de baja del partido. Ese es el problema y aún no ha empezado la campaña.

Nometoqueslosmondongos | 3 de febrero de 2009, 16:18

Y ya metidos en harina y clamando en el desierto ahí va algo más para Juan Artero, Juan Espino y todo el CP y el partido en general.

¿Han visto el programa electoral de Galicia?
Sí, ese que está escondido en la zona reservada de la web y que no se enseña al público. Pues a parte de ser un bodrio mal hecho, con errores y escaso en contenidos, resulta que me entero que lo redactó una sola persona. Un estudiante!!! El nº4 de Coruña, Isidoro Lamas Insua. Resulta que es muy amigo del Nº1, José Anido, que son los dos de Ferrol y manejan la Territorial a su antojo.

Tan a su antojo que expertos en administración, médicos, profesores, abogados, y público en general ha propuesto casi 30 enmiendas al programa y Don Isidoro las ha rechazado todas. Debe ser muy sabio para opinar de todo y de todos con fundamento, y para mayor inri las razones de su rechazo a las propuestas son de una lindeza y soberbia imperdonables. Tipo "enmienda fantasiosa" o "recalcitrante" o "fuera de plazo" o "poco detallista" o "regionalista".

Un ejemplo: Si una enmienda propone incluir temas de termalismo en Ourense y Lugo para activar la economís de la zona que es la segunda en número de fuentes de aguas termales de Europa, este señor dice que es "Regionalismo" (Será que al ser de Ferrol no tiene ni idea de ese tema)

Otro ejemplo: Si se proponen medidas de formación profesional para pescadores dice que tampoco, que "no es el perfil del votante de UPyD, urbanita y clase media"...y que "es esfuerzo inútil pedir el voto en pueblos pequeños donde el voto está decidido..."...Como si en Galicia vivieran cuatro gatos de la pesca.

Por favor quítennos a esta gente de encima que está hundiendo el partido, y si no me creen busquen el programa y pidan a la CT las respuestas a las enmiendas, no tienen desperdicio.