El orden de los factores ...

Creo que llegada la crisis y cuando aún muchos somos incapaces de percibir la magnitud real de ésta, es el momento de puntualizar algo que antes, en épocas de ficticias abundancias, parecía no tener la relevancia que ahora presenta y es que el orden de los factores, en este caso, sí altera el valor del producto o resultado.

Creo que en casi todos los posicionamientos importantes de UPyD, nos decantamos clara y prioritariamente por servicios públicos, reminiscencia del pensamiento tradicional de izquierda del que muchos procedemos, si bien es cierto, a continuación reseñamos su necesaria calidad. Pues bien, además de una lamentable tendencia a no dar ni clavo y que todo se nos ofrezca gratis porque, en el fondo, todos somos "personas humanas", y admitiendo toda la carga de injusticia y de políticamente incorrecto que una generalización conlleva, si algo he aprendido sobre la condición ciudadana de mis paisanos, y aunque raramente seamos capaces de verbalizarlo, es que en el fondo lo que realmente nos importa es que aquellos servicios esenciales que recibimos del Estado —pagados con nuestros impuestos, no lo olvidemos—sean de calidad y con unos gastos adicionales razonables, si los hubiere. Sobre todo en Educación y Sanidad, sea quién los preste papá Estado directamente, o a través de empresas concertadas.

Por ello sugiero que en adelante desde UPyD, a la hora de hablar de los servicios exigibles por cada español, cambiemos el orden de los adjetivos para reforzar la prioridad de cada uno de ellos: "Estamos por una Sanidad y una Educación de calidad, pública, ..." o mejor "Estamos por una Sanidad y una Educación universal, de calidad, pública y gratuita"

Generalmente he oído a mis actuales compañeros de viaje en UPyD, el otro lado de nuestro transversalismo, los liberales, que la gestión privada es capaz de dar la misma calidad de servicio que la puramente publica con un coste sensiblemente menor, es más eficiente. Desde luego, la reciente actuación de sindicalistas en la Comunidad de Madrid, no lo desmiente. Sin embargo, por lo visto en el funcionamiento de la Educación, según Esperanza Aguirre, y los resultados perceptibles de la gestión privada en los hospitales públicos recientemente inaugurados en Madrid, más bien parece un brindis al sol. Por lo que, como casi siempre, me temo que la verdad la encontraremos a mitad de camino.

Así que dejo al criterio de cabezas más autorizadas del partido la colocación en su orden de prioridad adecuado del siguiente calificativo: sostenible (no tanto en términos ecológicos, como económicos), esto es, que la prestación directa o concertada con empresas privadas de esos servicios esenciales no puede ser a costa de un exorbitante gasto para las arcas del Estado, ni de una reducción de la calidad de dicho servicio. Cuando hablo de calidad, no trato únicamente de equipamiento e instalaciones, sino de remuneración de los profesionales que los prestan, evitando la sangría económica que supone la marcha de estos médicos, enfermeras, comadronas, etc, a otros países donde les remuneran adecuadamente cargando el Estado Español con sus grandes gastos de formación.


6 comentarios:

Chema González | 18 de diciembre de 2008, 9:45

Calidad en los servicios públicos (sanidad, educación, justicia ...)y calidad en tu blog.
Ánimo y a continuar al pie del cañón.

Ciudadano en la Red | 18 de diciembre de 2008, 12:57

REBIENVENIDO a la blogosfera
Un abrazo desde Ciudadanos en la Red
Erasmo

Anónimo | 18 de diciembre de 2008, 13:51

Felicidades por la apertura de su blog.Preparese porque da mucho trabajo.
Un abrazo
Granito

Anónimo | 19 de diciembre de 2008, 13:31

Te deseo una feliz recuperación de salud y también de UPyD.
Soy un antiguo compañero tuyo de Consejo Político y puedo dar fe de que lo que cuentas no sólo es cierto sino que además es intensamente real.
La desconfianza congenita de la dirección hacia el resto de afiilados es el principal problema de UPyD. Las decisiones, aunque sean malas, en este partido tienen sólo la legitimidad del que las toma, nada más. Y eso ha provocado una gran cantidad de problemas hasta el punto de que la implantación del partido fuera de Madrid es puramente anecdótica.

Rafa | 22 de diciembre de 2008, 0:35

Desde Murcia discrepo de la afirmación de Anónimo ( el que va delante de mí) de que la implantación del partido es anecdótica fuera de Madrid. Aqui curramos como los que más y de implantación anecdótica nada de nada. Dese una vuelta por la página web de Murcia y lo podrá comprobar Por otra parte aquí tampoco hemos notado ninguna deconfianza por parte de la dirección. Nos hemos organizado y lo seguimos haciendo sin interferencias de ningún tipo. Saludos desde Cartagena de un antiguo y actual miembro del Consejo Político

Juan Espino | 22 de diciembre de 2008, 14:53

Por lo que conozco, en la zona de Murcia, al igual que en la de Orihuela (Alicante) la implantación y actividad del partido funcionan bastante bien. Seguro que hay otras que también marcha bien, al igual que en otras no ocurre lo mismo. Respecto a lo de confianza-desconfianza, es algo sobre lo que probablemente daré mi personal opinión, más adelante.