Conferencia Política (1)


A final del presente mes de enero se va a celebrar una Conferencia Política de UPyD Madrid en la que se van a tratar una serie de cinco ponencias, dentro de las cuales se encuentran gran parte de los asuntos relevantes para los madrileños y posiblemente exportables, problemas y propuestas de soluciones, a otras comunidades con las pertinentes correcciones:
  • Madrid Sostenible
  • Regeneración Democrática
  • Esencial para Madrid
  • Economía y Empleo
  • Madrid Social
Me he leído casi todo el contenido de las ponencias aunque en algunos temas, por desconocimiento del mismo o por no reclamar mi atención con igual intensidad que otros, no he profundizado suficientemente.

Para comenzar deseo agradecer a todos los compañeros de base que ha participado en la elaboración de las ponencias, su entrega altruista a dicha tarea. Igualmente a aquellos otros compañeros de base cuya labor es y será en los próximos días, la preparación del acto en sí.

Respecto a la Conferencia, en mi opinión, es de muy corta duración pues obliga a superponer la celebración de varios de los debates e impide que los afiliados interesados puedan participar en todos los debates de su preferencia, viéndose obligado a elegir a cuál asistir. Supongo que las razones para esto serán más que justificadas, pero no deja de ser una pena.


Parto de la suposición de que, en buena lógica, las ponencias colgadas en el área privada —que no intranet— de la web del partido, son sencillamente propuestas, más o menos elaboradas y abiertas para su posterior debate en la Conferencia, de ahí mi queja sobre la cortedad del tiempo para la Conferencia, pues da muy poco para dicho debate. Sólo las conclusiones que se recojan tras la Conferencia, tendrían el razonable marchamo de "oficial".


Para mí, que como muchos otros, llego muy convencido a la transversalidad desde la izquierda, tan convencido que no tengo miedo alguno a la palabra "privatizar", es importante que mis compañeros que llegan a UPyD desde la derecha, no sean tan liberalmente ingenuos que piensen y pretendan que aceptemos "as it is" que "privatizar" se convierta un
dogma de fe regenerador y/o transversal. Creo que está por demostrar que "privatizar" sea la panacea para solucionar todos y cada uno de los problemas económicos o de servicios, aunque sólo se pretenda privatizar la gestión. Por ello me preocupa la gran cantidad de veces que conceptos como "privatizar" o convertir en sociedad anónima —que viene a ser lo mismo—, aparecen en las ponencias sin ir acompañados de la argumentación probatoria de que sea la mejor solución posible al problema concreto.

En este punto, puede que surja para algunos lo que podríamos denominar "un punto negro" de la ruta de encuentro entre liberales y socialdemócratas, entre provenientes de la derecha y provenientes de la izquierda tradicionales. Pudiera ser así, si lo contemplamos desde las perspectivas clásicas: privatización sí, privatización no. Pero nosotros, en UPyD, estamos obligados a contemplar otra perspectiva, la transversal, en la que lo verdaderamente importante no es, no pueden ser, las posturas preconcebidas o conceptos obsoletos, sino la respuesta a un nuevo enfoque de la cuestión: Qué opción garantiza mejor la calidad y la universalidad del servicio prestado al ciudadano y a un coste sostenible. Si la respuesta en ese determinado problema es privatizar, privaticemos; si no lo es, dejemos de insistir y apliquémosno a optimizar lo público. En unos casos, razonadamente, deberemos privatizar, mientras en otros será más adecuada la opción pública.

Otro aspecto de la cuestión es que privatizar lo público es fácil y, de momento, sin mayor coste, pero deshacerlo, hacer público lo privado, es mucho más que problemático y caro. Por tanto, hay que estar muy seguro antes de dar el paso de privatizar por aquello de que los experimentos, con gaseosa.

Por ética y prudencia, mientras no se aporten dichos argumentos (que sin duda existirán), votaré contra cada propuestas de privatizar, o mejor dicho, votaré para que permanezca en su actual status, la empresa o servicio que se pida privatizar por no disponer de la información adecuada y con el tiempo suficiente; recomendando a quién me quiera oír, que opte por similar postura. Sin duda llegado el momento, espero que con el tiempo suficiente para estudiarlos, tendremos todos los datos precisos para tomar una decisión al estilo que, en coherencia con nuestro Manifiesto, entiendo defendemos en UPyD, no por adhesión inquebrantable, sino por la elección libre entre las diversas opciones, basada en el análisis, la reflexión, el debate y, si es posible, en el consenso; si no lo es, votemos que ambas opciones son válidas y, oídlo, ¡Repican y tocan a democracia!


(Continuará)


3 comentarios:

BARBALTA | 9 de enero de 2009, 20:41

A los mas jovenes que afortunadamente no venimos ni de izquierda ni de derecha no por nada sino porque no nos vemos en ninguna de las dos posiciones y por ello nos atrae UPYD.
En cuanto al tema de las privatizaciones entendiendo tu razonamiento por la dificultad de volver a hacer publico algo , ahi casos que manifestar de raiz su status publico denotan cierto dogmatismo.
La privatizacion del Canal de Isabel II no puede ser tan mala cuando es la unica empresa de españa publica que abastece el agua aunque si estoy de acuerdo contigo que lo mejor seria ver los numeros antes de decidir.
Respecto a CajaMadrid es el caso contrario esta claro que el sector financiero es lo suficientemente competitivo para que ningun politico utilize un Banco o Caja para sus campañas electorales u otros negocios , aqui no me negaras que su privatizacion no necesita numeros sino voluntad de regeneracion democratica.
Otros casos similares aunque alguno no aparece en la Ponencia Politica es Telemadrid , otro caso evidente de privatizacion , lo de la tele como servicio publico es de risa cuando ahi doscientos canales y solo sirven para usos partidistas.
De todas formas como dicen los partidos de izquierda como en getafe mi municipio no se privatiza se externaliza el servicio que no es lo mismo.

Juan Espino | 14 de enero de 2009, 12:33

Me he debid expresar mal, si se desprenden de mis palabaras dogmatismo alguno, pues nada más lejos de mi forma de ser que el dogma o la fe a ciegas, todo lo contrario,quien me conozca sabe que peco justo de lo contrario: todo, salvo derechos fundamentales, puede y debe ser sometido a revisión y no porque sea dicho por tal o cual "pope" queda exento de justificarse. Reconozco la autoridad de los expertos pero frente a la fe ciega, pido argumentos razonados.

Respecto al Canal de Isabel II, es una empresa que, en la actualidad, da beneficios y es un monopolio autonómico que de privatizase continuaría siendo un monopolio pero esta vez privado, sin más beneficio declarado para los consumidores que etéreas promesas de bajada de precios. En buena lógica se supone que los beneficios actuales se dedican a mejorar el servicio. Unaa vez privatizada se deberá cubrir además lo justos beneficios de los que la posean; para ello, o se suben los precios o se bajan los costes. Lo primero sería inaceptable para nuestro partido, mientras que lo segundo denotaría que, si los costes se pueden bajar sin repercutir en la calidad del servicio, existe una gestión inapropiada. En este caso cambiemos al gestor o privaticemos la gestión ... ¿pero la propiedad?

No obstante, repito, mi postura no es irreductible o dogmática, simplemente pido datos y argumentos que soporten esa idea.

Al fin y al cabo la Conferencia es para debatir esas ideas que, no lo olvidemos, no son posturas oficiales del partido sino documentos, elaborados con un esfuerzo personal de agradecer, plasmando la opinión personal de compañeros conocedores de esos temas.

Sólo lo que finalmente se apruebe en la Conferencia, tendrá sello de oficialidad, salvo opinión posterior del Consejo de Dirección o del Consejo Político, según los Estatutos actuales.

Respecto al sector financiero, dices:

"Respecto a CajaMadrid es el caso contrario esta claro que el sector financiero es lo suficientemente competitivo para que ningun politico utilize un Banco o Caja para sus campañas electorales u otros negocios , aqui no me negaras que su privatizacion no necesita numeros sino voluntad de regeneracion democratica."

Te recuerdo que La Caixa le perdonó al PSC una deuda de 6.000.000,- € poco antes de las elecciones catalanas pasadas. Los escándalos cajas-políticos son continuos. Pero tampoco ignoremos el mangoneo Bancos-políticos. Está de plena actualidad una modificación en la ley, cuya aplicación se ha dado en llamar "Doctrina Botín", de forma significativa sobre la motivación de dicha modificación realizada por el PP, con el silencio cómplice del PSOE. No creo nesario recordar las abundantes condonaciones de préstamos de la banca privada a partidos políticos. Y, a estas alturas, tendremos que reconocer que nadie da nada por nada. Los favores, todos los favores, y sobre todo entre bancos-empresarios-banca, se pagan. O sea, los pagaremos todos.

JOSE MARIA | 16 de enero de 2009, 13:31

La Ponencia Política me parece un comienzo ilusionante. Tenemos una figura de arcilla para crear y moldear que se llama UPyD. En principio se ve un trabajo serio de un grupo de personas que han dedicado mucho tiempo a preparar las ponencias. Eso ha hecho que muchos afiliados hayamos respondido con una lectura seria y cuidadosa de todas las ideas y hayamos realizado nuestras aportaciones (en su caso). Es imposible estar de acuerdo con todos los puntos, hay muchas matizaciones posibles, pero si se tienen en cuenta todas las posturas creo que vamos por el buen camino en esta formación política.